PRESENTACIÓN

El Centro>>Presentación>>Ubicación>>Prensa y Medios

La naturaleza, pese a haber constituido el marco existencial del hombre a lo largo de su dilatado devenir

histórico, sólo comenzó realmente a suscitar su interés en tiempos recientes. Quiero decir que aunque el

desenvolvimiento humano era dependiente del ámbito natural, no existía un conciencia del valor y los

significados del mismo.

Javier Hernando Carrasco

Génesis del proyecto

Como muy bien nos dice Javier, este proyecto que ahora presentamos pretende potenciar el diálogo con el paisaje. En el año 1999 con motivo de una conferencia de Agustín Ibarrola en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, surgió el embrión de lo que más tarde se convertiría en Parajes nuncios de Infinito (1999-09), una obra que con el tiempo propondría al equipo actual del Ayuntamiento. Esta obra tenía dos posibles emplazamientos en el término municipal. El primero de ellos ofrecía numerosas posibilidades para realizar futuros proyectos. Finalmente el Ayuntamiento se decidió por el paraje del Cerro Gallinero, aprobándolo por unanimidad en el Pleno celebrado el día 4 de junio de 2008. Como era de esperar, este lugar también fue propicio para el proyecto.

Situación

El Cerro Gallinero se encuentra en Hoyocasero (359 h.), en la provincia de Ávila, a 7 Km. de la Venta del Obispo, es decir, de la N-502 y  a 2,4 Km. de la plaza del pueblo, situado al norte de la localidad. Su vertiente norte limita con la carretera que va a Navaquesera. Su extensión, de propiedad municipal, es de 31 Ha., ampliable hasta 46 Ha. para posibilitar un circuito cerrado, además de una pequeña extensión en su vertiente sur.

El lugar es un magnífico promontorio y sus vistas alcanzan toda la cuenca alta del río Alberche, a sus espaldas se contempla la Sierra de la Paramera y hacia poniente queda el macizo central de la Sierra de Gredos. En dirección sur tenemos los puertos de Serranillos y del Pico que permiten el paso de Gredos.

Objetivos

En el Cerro Gallinero se plantea una relación nueva entre el ser humano y el paisaje. Se desarrollarán obras donde el artista debe investigar y trabajar para este territorio y su contexto, lo que le convierte en espectador privilegiado, descubridor de elementos y sensaciones que, muy frecuentemente, pasarían desapercibidas para los habitantes del lugar si dichas obras no existieran. Se trata de poner en valor esta zona de inestimable legado paisajístico y con posibilidades para que diferentes artistas plasmen la impronta que cause en ellos.
Una de las partes de que se compone el espacio es una cantera de extracción de piedra en superficie. Este lugar fue abandonado tal como muestran las fotografías. Con este material abundante se pretende por un lado, aprovecharlo para realizar obras en las inmediaciones y por otro, paliar el impacto medioambiental.
Cuando en los tiempos actuales se piensa en promover proyectos que dinamicen la vida rural, aquí se plantea como una actividad que va más allá de los meses vacacionales, es decir, posee carácter permanente.
Una cuestión a tener en cuenta es la posibilidad de que el Espacio sea visitado por los estudiantes durante el curso escolar. De hecho, el 12 de abril de 2010, los alumnos de 1º de Bachillerato del I.E.S. Valle del Alberche de Navaluenga, disfrutaron de una visita guiada y participaron en un taller. De esta manera, a la vez que ponemos en valor nuestro patrimonio natural, podemos desarrollar actividades plásticas con elementos naturales de gran valor educativo.

      

A %d blogueros les gusta esto: