La fuga está en la rama. La sílaba es nutriente (2010)

La Colección>>Obra Efímera>>Obra Permanente

LUIS LUNA

Una estrella de ocho púas, alambre de púas sobre la tierra. Confinado el libro, comienza la fuga. Celan es el poeta-voz de la barbarie, el visionario de la certeza.  Su lengua es la lengua de la roca, tiene largos eones. Por ello era necesario organizar la procesión hasta la piedra y colocar piedra sobre piedra, hasta enterrar aquello que nos nutre. El monte del calvario no es privativo de nadie. Es un deslumbramiento ante aquello que nace.

Pero no explicar al pájaro y la nube, contemplarlo; ascender por la escala hasta el centro. Y allí donde todo es geometría y áspero tacto excavar con las manos, con la pala, con el objeto-altar que nos permite la llama y el derrame. Una sombra en la sombra, ascenso en el incienso del pino y sus aristas.

GEOGRAFÍA DEL LENGUAJE. TERRITORIOS
 
Cualquier piedra que levantes-
desnudas
a los que piden la salvaguardia de las piedras:
desnudos
renuevan el entramado desde hoy.
 
Cualquier árbol que abatas-
armas
el lecho en donde
las almas nuevamente se acumulan,
como si no temblase
a su vez este
eón.

Esto dijo Celan. Esto está dicho. Sea.

En esta performance  los asistentes formaron una comitiva fúnebre, portando una escalera con una vitrina de cristal que contenía las obras completas del poeta homenajeado y el plantón de un pino. Por el camino se recitaron una selección de poemas finalizando el recorrido en una estrella de ocho puntas, realizada con alambre de espino e inscrita en un cuadrado de 8 metros de lado. En su centro se depositó el libro en un hoyo, se cubrió de tierra y a continuación se plantó encima el pino.

    

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: